La agrupación de electores entiende que el Gobierno debe dar respuesta a las urgencias que tienen las familias jerezanas, y que no ha sabido gestionar la necesidad de reforzar los servicios sociales, creando un problema que no existía con la Bolsa de Trabajo.

Cubrir la demanda de servicios sociales que tienen los jerezanos y jerezanas es una necesidad real y evidente, una cuestión que debería ser una prioridad tanto para el Gobierno Municipal como para los sindicatos, pues son muchas las familias que necesitan sí o sí un rescate ciudadano.

Sin embargo, el asunto se está enquistando por la disparidad de criterios de unos y otros, cuando Ganemos Jerez lo tiene muy claro: el actual Reglamento de la Bolsa puede valer perfectamente para aliviar las carencias actuales de los servicios sociales y de otros departamentos.

Ganemos Jerez no ha propuesto ningún tipo de modificación en el Reglamento de la Bolsa de Trabajo, pues lo considera perfectamente legal, siendo hoy lo urgente lo más importante. El equipo de Gobierno ha creado un problema donde no lo había, que ahora debe solucionar mientras que los casos de familias que necesitan ayuda se van acumulando sin poner remedio.

Ganemos Jerez entiende que cualquier cambio en el reglamento actual corresponde al Gobierno y a la Representación Sindical, y que lógicamente deben realizarse para mejorar el mismo, no para empeorarlo. Hemos de tener en cuenta que cualquier modificación afectaría a muchos departamentos, a cientos de personas y que deben hacerse en acuerdo con los sindicatos y sin vulnerar los derechos, no de manera unilateral por parte del gobierno.

Precisamente fue Ganemos Jerez quien tomó la iniciativa de reunirse con el sindicato CGT. La agrupación de electores celebra que CGT tenga mayor feeling con otros partidos, pero les recuerda que su postura actual es precisamente la que lleva Ganemos Jerez defendiendo durante más de un año.

El problema de fondo para Ganemos no es el modo de contratación, que debe de solucionar ya equipo de Gobierno y los sindicatos -insistimos, siempre de acuerdo con la legalidad laboral vigente-, el problema es el desborde de los servicios sociales y la situación desesperada de muchas familias.

Ganemos Jerez no tiene ningún problema en sentarse las veces que hagan falta con cualquier sindicato de esta ciudad, pero manifiesta claramente que no va a tolerar declaraciones fuera de tono o insinuaciones malintencionadas que desvíen la atención del rescate social que necesitan muchas familias de Jerez. El equipo de Gobierno y los sindicatos deben asumir sus responsabilidades y estar a la altura de las circunstancias, sin empantanar más la situación.

No es de recibo que mientras analizan si es necesario o no introducir cambios en el actual reglamento, dejen de utilizarlo en las muchas delegaciones en las que el Ayuntamiento manifiesta necesidades, que van desde los ya mencionados asuntos sociales hasta los porteros de los colegios o el personal de las bibliotecas.